CUSCO - CUZCO

LINEAS GRATUITAS:   USA: 1-800-790-2961
Línea Local:    España - Barcelona: 0034-931846831
Argentina - Bs. As.: 0054-1159175461
UK - Londres: 44-203-393-8867

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 9 am - 6 pm Hora Peruana: GMT -5 horas
Atractivos
de Cusco
Casonas
de Cusco
Iglesias
de Cusco
Museos
de Cusco
Arte de
Cusco
Restaurantes
en Cusco
Deportes de Avent. en Cusco
Artículo de Cusco Noches de Cusco Cusco Cultural Festividades en Cusco Tours in Cusco Gastronomía
de Cusco
Fotos de Cusco


DE URCOS A RACCHI
CIRCUITOS

CUSCO


Cusco Home Page
Cusco Página Principal
Mapa del Sitio
Galería Multimedia
Fotos de Cusco

Nuestras Oficinas
Alrededores en Cusco
- Sacsayhuamán
- Ollantaytambo
- Chincheros
- Kenko
- Písac
- Aguas Calientes
- Sitios Sagrados
- El Valle Sagrado
- Paucartambo
- Tambomachay
- Yucay
- Andahuaylillas
- Pikillacta
- Puca Pucará
- Suchuna o Rodadero
- Sabacurinca
- Raqchi
- Tipón
- Circuitos
- Otras Provincias
- Camino Inca

Información Histórica en Cusco
- Historia del Cusco
- El Tahuantinsuyo
- Planificación
- Arquitectura de Cusco
- Descripción La ciudad
   Inca

- El Centro Incaico

Información Útil en Cusco
- Ubicación
- Clima de Cusco
- Servicios en Cusco
- Dinero en Cusco
- Comunicaciones en
   Cusco

- Transporte en Cusco
- Salud en Cusco
- Teléfonos y
   direcciones


ENJOY CORPORATION
Oficinas Principales
Schell 343 - Of. 607
Miraflores - Lima 18
PERU
Tel: +51 1 702-2000
Fax: 511-445-1750

LLAMADA GRATUITA:
USA: 1-800-790-2961
 
P E R U
FOTOS DE CUSCO
GALERIA MULTIMEDIA

Tours en Cusco Vuelos a Cusco

VERSION EN INGLES
CUSCO PERU


CIRCUITOS

De Urcos a Racchi


Quiquijana
Este poblado se ubica a 24 kilómetros de Urcos. Su iglesia está en pleno proceso de restauración. El origen de Quiquijana, con su trazado de damero, se remonta a la segunda mitad del siglo XVI, cuando el virrey Francisco de Toledo puso en marcha su política de reducciones.
 
 
Introducción
Circuitos
Maras
Moray
Pichingoto
De Cusco
a Urcos
De Urcos
a Racchi
Urcos - Puno
Pisac - Paucartambo
La Iglesia colonial
Al igual que las de Checacupe y Tinta, la iglesia de Quiquijana está ubicada de manera lateral a la plaza del poblado. Presenta dos entradas, una de ellas da a la plaza y la otra corresponde a la fachada. La pintura mural cumple en Quiquijana una función decorativa; es decir, hace las veces de marco de algunos lienzos y adorna hornacinas. Destacan los murales del pintor indio Salvador Sandoval, los mismos que datan de la segunda mitad del siglo XVII. En los muros del presbiterio existen dos series de pinturas con un tema poco frecuente en la escuela cusqueña: la vida del Hijo Pródigo y la Historia de Lázaro. Otros cuadros que, según los historiadores del arte Mesa y Gisbert, pueden ser atribuidos a Sandoval son los de Cristo Resucitado, la Inmaculada Concepción y San Juan Bautista.

Checacupe 3,446 msnm
El templo de Checacupe brindará al visitante más de una agradable sorpresa. Por la calidad de sus artesonados mudéjares, es sólo comparable a la iglesia de Andahuaylillas. El historiador Pablo Macera destaca la gran viga del presbiterio con una imagen de la Virgen de factura medieval con evocaciones románicas y bizantinas. Señala, además, que esta Virgen "quizás sea la más antigua pintura del Cusco". Excepcional, asimismo, es el mural con el apóstol Santiago en la batalla de Clavijo, que se encuentra en el sotocoro. Allí mismo se hallan los murales con los martirios de San Lorenzo y San Sebastián. Las figuras están muy bien logradas y el cuerpo humano perfectamente anatomizado. El primero muestra al mártir sobre la parrilla y a su alrededor a varios soldados y otros personajes. En el segundo se aprecia a San Sebastián atado a un árbol y asaeteado por los arqueros de Mauritania.

Tinta
El orgullo de los tinteños es que en este lugar se dio inicio a la gran rebelión de Túpac Amaru. El 4 de noviembre de 1780 el cacique indio apresó, en la cercanía del poblado, al corregidor Antonio de Arriaga, quien unos días después fue ejecutado en Tungasuca, lugar donde el rebelde estableció su cuartel general.

Principales atractivos:

La iglesia de Tinta
Aún conserva un atrio cerrado con arco de ingreso y dos capillas posas en las esquinas del mismo, todo lo cual separaba este espacio de culto de la plaza civil. En su interior destacan tres series de lienzos. La de San Juan Bautista es atribuible al célebre Marcos de Rivera, quien introduce en la pintura cusqueña de fines del siglo XVII el zurbaranismo. Al pincel de este artista, pertenecen los lienzos que decoran el presbiterio: El Bautista en el Desierto, Predicación del Precursor, la Degollación, el Entierro del Santo y la Apoteosis. Valiosa, asimismo, es la serie de la vida de Cristo que es obra del pintor Francisco Serrano.

La Casa del Corregidor
Se trata de una de las pocas edificaciones coloniales que se mantiene de pie en la plaza de Tinta. En esta casona, que ocupa casi enteramente uno de los lados de la plaza, vivió la escritora cusqueña Clorinda Matto de Turner junto a su esposo José Turner. La pileta ornamental que se yergue en el centro de la plaza, en reemplazo de la columna del suplicio de la época colonial, fue una donación de ambos. Clorinda Matto ambientó su novela más famosa, Aves sin nido, precisamente en Tinta.


RACCHI

El pueblo de Racchi
Un poco más lejos, a tres kilómetros por carretera y a dos por camino de herradura, se encuentra San Pedro de Cacha, pueblo cuyo origen se remonta a la época del virrey Francisco de Toledo.
Actualmente, Racchi es una de las comunidades con mayor importancia en la producción de cerámica, y se dedica principalmente al cultivo de papas, trigo, habas y maíz. En ganadería sobresale la cría de ovinos, vacunos y auquénidos en las zonas altas.
Actualmente, Racchi es una de las comunidades con mayor importancia en la producción de cerámica, y se dedica principalmente al cultivo de papas, trigo, habas y maíz. En ganadería sobresale la cría de ovinos, vacunos y auquénidos en las zonas altas.
En el pueblo de Racchi destaca una capilla del siglo XIX de curiosa arquitectura popular.

Conjunto arqueológico de Racchi (3,400 m.s.n.m.)

Ubicación y características
El conjunto arqueológico de Racchi está ubicado aproximadamente a 100 kilómetros del Cusco, 20 kilómetros al noreste del mercado principal de Sicuani. Para que la visita sea más cómoda, se recomienda pasar la noche en esta ciudad. Sus veinte hectáreas de extensión albergan el imponente templo de Huiracocha y la mayor aglomeración de colcas o depósitos circulares de los que se tiene noticia. Ubicado en las inmediaciones del río Vilcanota, Racchi ocupa un llano flanqueado por pequeñas colinas de origen volcánico, consecuencia de una antigua erupción del volcán Quinsachata.
La imagen del conjunto, debido a la abundancia de rocas de origen volcánico de color negruzco que dominan totalmente el paisaje, es de cierta destrucción y caos pero, esta impresión, es engañosa, pues el sitio arqueológico está relativamente bien conservado y, en los últimos años, está siendo objeto de trabajos de restauración.

El complejo arqueológico de Racchi es, sin lugar a dudas, uno de los más notables del Cusco. El sitio arqueológico incluye un gran conjunto de construcciones, entre las que destacan, además del templo y las colcas, los cuarteles o recintos, el baño del inca, el usno, la muralla de cuatro kilómetros que rodea la mayor parte de vestigios incas y la comunidad actual. Esta arquitectura refleja la importancia de Racchi, como base para la expansión militar incaica hacia el lago Titicaca.

Hipótesis sobre el sitio arqueológico
La mayoría de arqueólogos coinciden en afirmar que la singular construcción que domina el paisaje en Racchi, era el templo a Huiracocha mencionado en las crónicas. No obstante, Manuel Ballesteros, teniendo como base la lectura de algunos pasajes de Pedro Cieza de León, y los resultados de las excavaciones realizadas por la Misión Española, considera que el adoratorio a Huiracocha era en realidad una pequeña edificación, hoy desaparecida, que probablemente estuvo ubicada junto a los Baños del Inca. En su opinión, el gran galpón debió ser un enorme taller para la fabricación de tejidos; los recintos, las viviendas de los tejedores y las colcas habrían servido como depósitos para guardar las lanas y posiblemente la cerámica. Por regla general y oponiéndose a esta última hipótesis, la arquitectura de calidad entre los incas estaba asociada a fines religiosos (como en el caso del Koricancha o del Acllahuasi en el Cusco) o a las viviendas de los gobernantes. En la actualidad, la mayoría de arqueólogos sostienen que el complejo arquitectónico de Racchi tuvo una doble misión, ceremonial, por un lado, y militar o artesanal, por el otro.

El templo a Huiracocha
Según relatos de algunos cronistas, en este lugar el dios Huiracocha fue atacado por los indios canas. Como castigo, la divinidad hizo llover fuego, "quedando con el incendio -como anota Pedro Cieza de León- consumidas y gastadas las piedras". Hay discrepancias, sin embargo, sobre el inca encargado de mandar a edificar esta monumental obra. Cieza señala que fue Pachacútec quien mandó construir los "grandes aposentos" que hay en Cacha, mientras que Garcilaso atribuye esta labor al Inca Huiracocha, a quien el dios del mismo nombre se le habría aparecido en cierta oportunidad.

El mayor templo inca
El templo es una construcción única dentro de la arquitectura incaica. Se trata de un gran galpón de planta rectangular de 92 metros de largo por 25 de ancho, con un enorme muro central de casi doce metros de alto. La base del muro, hasta los tres metros de altitud, es de piedra finamente labrada, luego es de adobe. El templo tenía puertas de comunicación con vanos de descarga sobre ellas y sostenía un techo de dos aguas, que también se apoyaba en las once columnas cilíndricas que hay a cada lado, así como en las paredes laterales de la edificación. Sólo una del total de veintidós columnas se conserva en la actualidad. De los muros laterales han quedado los cimientos, visibles ahora luego de los trabajos de excavación de la Misión Española a fines de los años setenta.

Arquitectura audaz
Una pregunta frecuente de los visitantes al templo es cómo fue posible que muros de adobe, con una altura equivalente a una construcción moderna de cuatro pisos, hayan podido resistir más de cinco siglos en una zona altamente sísmica. Los estudios de la Misión Española, dirigida por Manuel Ballesteros Gaibrois, dan luz sobre este asunto. Se ha podido establecer que se utilizó una peculiar técnica de construcción en base a "adobones" de un metro cincuenta de largo y cuarenta centímetros de ancho. Normalmente, eran fabricados encofradamente pero, en este caso, tienen forma de rollos. Los adobones, además, están dispuestos en filas cruzadas, una que sigue el sentido del muro y la otra en forma perpendicular a éste.

La estatua
Varios siglos después de la visita de Cieza a Racchi, al tiempo que se realizaban excavaciones en el Cusco, se halló una cabeza de piedra y la representación de un cuerpo del mismo material. Manuel Ballesteros y otros especialistas sostienen, con bastante fundamento, que éstos serían los restos de la estatua de Huiracocha, trasladada en algún momento al Cusco y destruida y enterrada como parte de la política de extirpación de idolatrías. La cabeza actualmente se conserva en el Museo de América de Madrid y el cuerpo en el Museo Inca de Cusco.

Los recintos
Otro sector que llama la atención por la calidad de su arquitectura, es el de los recintos o cuarteles. Comprende un total de veintidós casas que destacan por la factura de sus muros, con sus abundantes hornacinas trapezoidales, y por su disposición. Doce de estas viviendas están alineadas por pares a lo largo de casi 250 metros. Este conjunto de edificaciones se despliega en torno a una serie de patios de forma casi cuadrada. Uno de los lados de estos patios, el que mira a la explanada conocida como pucllanapampa ( en quechua "pampa de los juegos") está libre, en tanto que en los otros tres se acomodan seis recintos, dos por cada lado.

Las colcas
Se hallan junto a los recintos y están separadas de éstos por pequeñas chacras de forma rectangular. Impresionan por su número, entre 120 y 200 según distintos investigadores, así como por su disposición en doble hilera que sigue aproximadamente el mismo eje del templo. Son construcciones de forma circular. Algunas de estas colcas han sido reconstruidas por las distintas expediciones arqueológicas que han trabajado en el sitio, lo cual da una idea de su apariencia original. El conjunto, pese a ser el peor conservado, es de por sí impresionante.

El Baño del Inca y el usno
Más cerca a las faldas de las colinas rocosas, separados de los sectores ya descritos por una laguna artificial, se encuentran el Baño del Inca y el usno. El primero consta de dos pozas, una más larga que recibe agua proveniente de un canal subterráneo por dos bocas, y otra más corta que se alimenta de una boca. A pocos pasos, se levanta lo que parece un usnu o lugar de libaciones. Esta denominación incluye a la piedra con un orificio y al espacio arquitectónico que lo alberga.

El Festival de Racchi
El tercer domingo de junio de cada año, la comunidad de Racchi, famosa por su tradición alfarera, es escenario de un festival de danzas folklóricas. Se viene realizando con éxito desde los años setenta, y tiene como principal característica el servir como vitrina para el rico acervo folklórico de la región, conservado sobre todo por las comunidades campesinas. En el festival participan también instituciones educativas y religiosas de Canchis y de las provincias aledañas.

Información práctica
Los buses a Urcos y Sicuani tienen sus terminales en la ciudad del Cusco, en la Avenida de la Cultura, a la altura del Hospital Regional y de la cuadra 16, respectivamente. En ambos casos, el servicio es muy frecuente.
Otra opción son las combis locales que cubren el trayecto entre Urcos y Quiquijana y que unen Combapata-Tinta-San Pedro y Sicuani. Se puede visitar todos los lugares de interés de esta ruta en un solo día, aunque con muy poco tiempo para disfrutarlos a plenitud. Es preferible pasar la noche en Sicuani. Tenga presente que las iglesias de poblados pequeños sólo abren sus puertas para los oficios religiosos. Si quiere visitarlas a otra hora, debe preguntar a los vecinos de la plaza por el ecónomo quien, a cambio de una propina, puede mostrar la iglesia. Entre Urcos y Sicuani sólo hay restaurantes de mediana calidad, por lo que es recomendable llevar algún tipo de refrigerio; también es posible comprar alimentos y bebidas en las bodegas de los pueblos.


ISO 9001 : 2000
CERTIFICACIÓN
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos




NUESTROS SITES DE VIAJES Y TURISMO
EN PERU
PERU
Viajes & Tours
Machu Picchu
Camino Inca
Fotos de Perú
Hoteles en Perú Reservaciones
Vuelos en Perú

NUESTROS SITES EN AMERICA LATINA
ARGENTINA
Viajes & Tours
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours











Contáctenos | Contactar Webmasters | Agencias de Viajes

Recursos / Más Información
Actualización: © ENJOY CORPORATION Derechos Reservados