CUSCO - CUZCO

LINEAS GRATUITAS:   USA: 1-800-790-2961
Línea Local:    España - Barcelona: 0034-931846831
Argentina - Bs. As.: 0054-1159175461
UK - Londres: 44-203-393-8867

Horario de Atención: Lunes a Viernes: 9 am - 6 pm Hora Peruana: GMT -5 horas
Atractivos
de Cusco
Casonas
de Cusco
Iglesias
de Cusco
Museos
de Cusco
Arte de
Cusco
Restaurantes
en Cusco
Deportes de Avent. en Cusco
Artículo de Cusco Noches de Cusco Cusco Cultural Festividades en Cusco Tours in Cusco Gastronomía
de Cusco
Fotos de Cusco


DE CUSCO A URCOS
CIRCUITOS

CUSCO


Cusco Home Page
Cusco Página Principal
Mapa del Sitio
Galería Multimedia
Fotos de Cusco

Nuestras Oficinas
Alrededores en Cusco
- Sacsayhuamán
- Ollantaytambo
- Chincheros
- Kenko
- Písac
- Aguas Calientes
- Sitios Sagrados
- El Valle Sagrado
- Paucartambo
- Tambomachay
- Yucay
- Andahuaylillas
- Pikillacta
- Puca Pucará
- Suchuna o Rodadero
- Sabacurinca
- Raqchi
- Tipón
- Circuitos
- Otras Provincias
- Camino Inca

Información Histórica en Cusco
- Historia del Cusco
- El Tahuantinsuyo
- Planificación
- Arquitectura de Cusco
- Descripción La ciudad
   Inca

- El Centro Incaico

Información Útil en Cusco
- Ubicación
- Clima de Cusco
- Servicios en Cusco
- Dinero en Cusco
- Comunicaciones en
   Cusco

- Transporte en Cusco
- Salud en Cusco
- Teléfonos y
   direcciones


ENJOY CORPORATION
Oficinas Principales
Schell 343 - Of. 607
Miraflores - Lima 18
PERU
Tel: +51 1 702-2000
Fax: 511-445-1750

LLAMADA GRATUITA:
USA: 1-800-790-2961
 
P E R U
FOTOS DE CUSCO
GALERIA MULTIMEDIA

Tours en Cusco Vuelos a Cusco

VERSION EN INGLES
CUSCO PERU


CIRCUITOS

De Cusco a Urcos


Por las orillas del Vilcanota
El camino a Urcos nos conduce por territorios de gran importancia para el Cusco, pues su historia se remonta a los años 800 a.C. con los asentamientos de Piquillacta. Una preeminencia que se mantuvo en tiempos coloniales, cuando estas tierras se contaron entre las más ricas del Perú. Sus habitantes, miembros de la nobleza inca y española, terratenientes y comerciantes, llegaron a reunir grandes fortunas.
 
 
Introducción
Circuitos
Maras
Moray
Pichingoto
De Cusco
a Urcos
De Urcos
a Racchi
Urcos - Puno
Pisac - Paucartambo
De ello dan cuenta las iglesias de los pueblos que, a pesar de sus pequeñas dimensiones, son de una impresionante riqueza decorativa. Actualmente, estas provincias son habitadas principalmente por campesinos, por eso no es raro encontrarse con pastores conduciendo sus rebaños o ver a los agricultores labrando sus tierras. Es un paisaje que resulta muy grato a los ojos de un turista acostumbrado al bullicio de la ciudad.

Datos prácticos
El camino a Urcos es parte de la ruta a Sicuani y a Puno. Para hacer el recorrido es necesario tomar la carretera que conduce a Puno, que se encuentra en excelente estado.
Existen muchas posibilidades de transporte público, ya que es una zona muy transitada. Se pueden tomar los autobuses que parten de la Calle Haya de la Torre (junto al Hospital Regional) o también de la Av. Garcilaso (frente al mercado de Huánchac). Pero si se decide por esta posibilidad, deberá tener en cuenta que el paseo le tomará mucho más tiempo, pues tendrá que esperar las conexiones en las distintas paradas. En el Cusco puede contratar también los servicios de un taxi que, por el día, podrá cobrarle entre 40 y 50 US$.

Salvo en el caso de la Casa-Hacienda Valleumbroso y de Tipón, el acceso a todos los lugares es muy fácil y no implica mayores desvíos. Lo que sí debe tomarse en cuenta es que se trata de una zona con muy poca infraestructura turística, por lo que no resulta sencillo encontrar en el camino buenos sitios donde almorzar, ni servicios higiénicos adecuados.

Urcos se encuentra aproximadamente a hora y media del Cusco, pero visitar todos los sitios que aquí presentamos le tomará un día completo. Además, tiene la posibilidad de combinar esta ruta con la visita a los restos arqueológicos que se encuentran en la zona como Tipón y Piquillacta.

Marcavalle
Para tomar la carretera a Puno es necesario atravesar la urbanización Marcavalle, lo que puede ser interesante para los amantes de la historia y, sobre todo, de la arqueología, pues aquí se encuentran según recientes investigaciones, restos de las primeras ocupaciones del Cusco. Sobre la misma Avenida de la Cultura existe un muro preinca, que se conoce como Colcapampa. Estos restos han sido restaurados por el Instituto Nacional de Cultura del Cusco y hoy son protegidos por la misma institución. Están a unos 10 minutos del centro y a 5 kilómetros aproximadamente.

San Sebastián
Nadie que se interese por la historia del arte debe dejar de visitar esta magnífica iglesia del siglo XVII, adornada con cuadros del célebre pintor indígena Diego Quispe Tito. Se encuentra a sólo quince minutos de la ciudad. El distrito de San Sebastián se caracteriza por haber preservado un cierto aire tradicional en sus callecitas angostas y empedradas, adornadas con diminutos balcones de un intenso azul.

La plaza
La iglesia domina la plaza de San Sebastián, a pesar de que sus dimensiones no son pequeñas. Enmarcan el lugar la municipalidad y alguno que otro restaurante. En una esquina llama la atención un monumento dedicado a Quispe Tito.

La Iglesia
Fue fundada por orden del virrey Andrés Hurtado de Mendoza hacia 1560, en un lugar históricamente muy significativo, pues el 26 de abril de 1538 se llevó a cabo aquí la batalla de las Salinas, en la que se enfrentaron los ejércitos de Diego de Almagro contra los de Hernando y Gonzalo Pizarro, y que terminó con la vida del primero. En honor de los caídos, y con el fin de enterrarlos dignamente, se mandó edificar una iglesia en el lugar que se llamó San Lázaro. Era muy simple, de adobes y sin mayores adornos, pero en el siglo XVII el obispo Mollinedo decidió levantar aquí un auténtico templo y asumió parte de los costos, para convertir a la pequeña iglesia en este gran monumento artístico. Su monograma se encuentra grabado en la portada y en el frontal de plata del altar mayor.

La Fachada
Es de una excelente factura. Según afirmaciones del investigador norteamericano Harold Wethey, ésta se inspiró en la fachada de la catedral pues sus dos torres tuvieron el mismo origen, aunque difieren en el uso de medias columnas corintias. Mientras la torre derecha data de 1664, la de la izquierda fue construida recién en 1799 y es una réplica de la primera, como ocurrió con muchas otras iglesias. La primera lleva las inscripciones del obispo, los sacerdotes y los nobles indígenas y el nombre del arquitecto, Manuel de Sahuarahua. El portal es de la segunda mitad del siglo XVII y muestra también una clara influencia de la catedral.

La estructura
San Sebastián es una de las pocas iglesias indígenas con tres naves. Primero, sólo tuvo una, pero luego se le añadieron dos naves a cada lado. Según Wethey, la cantidad de rasgos comunes entre San Sebastián y la catedral, sugieren que ambas iglesias pudieron haber sido construidas por los mismos arquitectos.

Para tener una buena idea de la estructura, resulta muy interesante observar la iglesia desde uno de sus costados. Sugerimos hacerlo desde su flanco derecho, donde se halla una bella cruz de piedra.

Diego Quispe Tito
Este pintor indígena, de origen noble, que se encuentra entre los grandes artistas nacionales, vivió y trabajó en San Sebastián. Aquí se encuentran la mayor cantidad de sus cuadros y, por cierto, los más importantes: las series de San Juan Bautista, San Lázaro, y del patrón Sebastián. Según los esposos Mesa, estudiosos de la pintura cusqueña, Quispe Tito fue un pintor de pueblo, cuyas excepcionales habilidades llegaron a transformar la pintura cusqueña. Con él y sus paisajes con flores, ríos y cerros se impuso la influencia flamenca. Su primera serie de cuadros, y la más importante, es la de San Juan Bautista que está firmada. Luego están los lienzos sobre el martirio de San Sebastián, también firmados, los lienzos sobre la pasión de Cristo, los doctores de la iglesia, la infancia de Cristo y una magnífica serie de paisajes.

Si se quiere visitar la iglesia, es necesario iniciar el recorrido muy temprano en la mañana, pues en días laborables el templo se encuentra abierto sólo en horario de misa, entre las 7 y las 8:30 de la mañana o también en la tarde entre las 18:00 y las 20:00 hs.

San Jerónimo
Está ubicado a diez kilómetros del Cusco. Es muy fácil llegar hasta aquí, pues San Jerónimo se encuentra al pie de la carretera. Este tramo del viaje resulta muy agradable y permite gozar de un típico paisaje de la campiña cusqueña, que combina árboles de eucaliptos con la tierra roja de los cerros.
Para entrar al pueblo es necesario tomar una calle muy estrecha, que sube por una cuesta y desemboca en esta amplia y hermosa plaza, coronada por la ermita.
San Jerónimo conserva un cierto carácter tradicional y aquí reina todavía la paz del campo. Caminando por sus calles empedradas es fácil toparse con caballos, vacas y ovejas.

El Templo
La iglesia de San Jerónimo fue planeada primero como ermita. De acuerdo a las investigaciones de Pablo Macera, aquí vivió parte de la élite indígena que buscó demostrar su poder y su prestigio a través de la construcción de este magnífico templo. Según Wethey, su arquitectura guarda todavía rasgos del siglo XVI. La fachada, por ejemplo, es de estilo renacentista. Está compuesta por tres arcos y un balcón en la parte superior. Destaca también la espadaña, que le confiere al templo una dimensión mayor.

El Interior
La advocación principal es San Jerónimo. La iglesia se encuentra adornada con pintura mural, y su estado de conservación muy malo. Las mejores pinturas son las del arco toral que son también las más antiguas. Uno de los orgullos de la iglesia son sus siete espléndidos altares barrocos.
Las misas todos los días de 5 a 8 de la mañana, y cada jueves a las seis y media de la tarde hay adoración al Santísimo. Termina la adoración con una misa.

Saylla
Saliendo de San Jerónimo se llega a Saylla. Si tiene tiempo y desea probar unos deliciosos chicharrones, no deje pasar la oportunidad. Se sirven acompañados de camote frito, cebollas y choclo. También puede degustar otra de las especialidades del lugar, los toctos, hechos en base al pellejo del cerdo tostado.
Los cusqueños suelen comer chicharrones por la tarde, a partir de las 16:00 ó17:00 hs., luego de la jornada laboral. También acuden hasta aquí los fines de semana en busca de un fastuoso desayuno. Existen muchos restaurantes campestres, que cuentan con patios traseros para juegos de niños y adultos y zonas de esparcimiento.

Oropesa
Desde la carretera es fácil divisar Oropesa, pues el pueblo se extiende sobre las laderas de los cerros, a tan sólo cinco minutos del desvío a Tipón.
Es un bello lugar con su gran plaza y su iglesia ricamente ataviada, en medio de un ambiente tranquilo y amable.

Productores de pan
La villa recibe al visitante con una inscripción que dice: "Bienvenidos al marquesado de Valleumbroso de Oropesa, capital nacional del pan". Y es que, desde que uno llega, percibe por todas partes un intenso olor a pan. Oropesa se jacta de producir el mejor pan del Cusco. Cuenta con muchos hornos y buena parte de la población parece dedicarse a este negocio. Desde aquí se llega a la ciudad. Si le apetece un buen pan, fresco y sabroso, no dude en acudir a uno de estos hornos. Se los reconoce porque, generalmente, tienen una canastita de pan en la entrada. Si lo hace, encontrará a los productores en pleno trabajo y hasta podrá amasar su propio pan.

La Iglesia
Oropesa tiene en total tres capillas, y en la cima de uno de sus cerros se encuentra un pequeño calvario pero, la más importante, es sin duda la iglesia principal con su rica decoración mural, que ha sido recientemente restaurada.
La portada está presidida por dos imágenes de San Pedro y San Pablo. El templo presenta una de las características propias de las iglesias de esta zona: la capilla abierta. Se trata de esa especie de balcón que destaca en la fachada. Era propio de los pueblos de indios y, desde ahí, el sacerdote solía ofrecer misas a la población.

El interior
Es muy simple y sigue el esquema de cruz latina. Las paredes de la nave están decoradas con escenas religiosas que alternan con los altares barrocos. Entre sus pinturas mejor conservadas se cuenta la del apóstol Santiago. Sobre las ventanas hay pinturas de ángeles, destacando los que llevan instrumentos musicales. Como siempre ocurre, la pintura más antigua es la del arco toral. Una especial atención merece el bautisterio con sus pinturas de los doce apóstoles y ángeles músicos.

Lucre
Para llegar a Lucre es necesario tomar un desvío de 15 minutos por una pista en perfecto estado, y bordear la pequeña laguna del mismo nombre. Es un pueblo situado en las laderas de los cerros. Tiene una plaza grande con un monumento dedicado a la Guerra del Pacífico.

La famosa fábrica de hilados
En Lucre se estableció en 1861 una fábrica de hilados y tejidos del Cusco, la primera del Perú y la tercera de Sudamérica. Se creó en 1861. En la colonia era la fábrica de obrajes de Lucre. Actualmente se está construyendo un hotel que se llamará "Trinidad Centro Hotel" y contará com 3.7 hectáreas. Una de sus atracciones será la exhibición de la maquinaria textil.

La Laguna de Huacarpay
Esta hermosa laguna se halla rodeada por cerros con andenería inca. Al fondo existe un hotel que se llama Urpicancha. La laguna presenta un bello paisaje. Muy cerca sobre la margen izquierda del camino, se encuentra la cantera de Rumicolca y un poco más allá el complejo de Piquillacta.

Hacia Huaro
Es un pueblito situado a tan sólo cuatro kilómetros de Andahuaylillas. El mayor atractivo de Huaro es, sin duda, su iglesia, a un lado de la amplia plaza. Para poder visitarla es necesario buscar al ecónomo, que es el encargado de las llaves. En la plaza se encuentra también la municipalidad y un gran reloj.

La Iglesia
Es un verdadero prodigio del arte mural y, sobre todo, del talento del gran Tadeo Escalante. El interior está íntegramente decorado y, aunque no todo se deba a su mano, una de las mayores cualidades de esta iglesia es la sensación de armonía, que obedece al hecho de que la mayor parte de la obra estuviera a su cargo. Los murales están fechados en 1802.

Tadeo Escalante
Para estos historiadores del arte fue el último "gran pintor cusqueño" y, pese a ese mérito indiscutible, es muy poco lo que se sabe de él. Se le atribuyen también los murales del convento de Santa Catalina en el Cusco y de la iglesia de Acomayo. Pero fue aquí, en Huaro, donde realizó su obra más importante, y puso de manifiesto sus innovaciones y los rumbos que tomó la pintura cusqueña en los albores del siglo XIX.

El techo
El techo de Huaro es uno de los más bellos de la pintura andina. No es de estilo mudéjar (salvo el techo del presbiterio que es también el más antiguo) pero tampoco barroco. Según Macera, pertenecería más bien a un "rococó andino", que se libera de los convencionalismos y da rienda suelta a la imaginación. Aquí también parece primar el criterio de "horror al vacío", tan propio de la tradición andina. Algo notable en este techo es que, al haber sido asumido por un solo pintor, parece corresponder a un diseño global.

Los murales
En buena parte fueron pintados por Escalante, y si bien no se ocupó directamente de todo, es seguro que dirigió la obra. La decoración principal es la del bajo coro y las zonas próximas a éste. En esta zona habrían siete grandes unidades, entre las que destacan los murales El Infierno y Las Dos Muertes.

Las Dos Muertes
"Con respecto a los murales alusivos a la muerte, que flanquean la puerta de entrada, se puede decir lo siguiente: a mano derecha hay una curiosa escena con tres parejas de amantes que cenan en torno a una mesa; el grupo que es sorprendido por la Muerte está encaramado sobre un árbol. Del árbol pende una campana que Cristo toca anunciando el fin; la Virgen María de rodillas ruega por los comensales. La Muerte corta el árbol y el demonio tira de él para que sea más rápida su caída...
Al otro lado de la puerta hay dos escenas superpuestas: la Muerte en la casa del Rico y Muerte en la casa del pobre. En la primera se muestra un festín al que asisten varias damas y engolados caballeros, vestidos todos a la usanza del tiempo sin arcaísmo alguno.
Sin que su compañero de mesa se aperciba, distraída como está llevándose a la boca unos manjares, la Muerte ha cogido a una mujer. Es un esqueleto que sujeta por los pies a su víctima. En la parte superior del muro se muestra la "muerte del pobre". El moribundo yace en su lecho que se ve gracias a que el pintor ha suprimido oportunamente una pared de la casa. Hacia él y atravesando la plaza, va una lucida procesión con el viático. La arquitectura y todos los tipos dan un cuadro de encantadora ingenuidad y sencillez."
Teresa Gisbert y José de Mesa.

Las postrimerías
Según Macera, nada puede compararse en calidad con la representación del Infierno, con la que Escalante se inserta en una tradición pictórica muy típica del mundo colonial, pues el tema del juicio final fue muy frecuente.
Lo que primero llama la atención es el esqueleto, entre cuyos huesos asoma su pobre alma. A su lado yacen los símbolos de la vanidad terrenal: mitra, tiara y corona. La decoración lleva al espectador a la escena final, el infierno, en donde los pecadores se precipitan unos sobre otros y son sometidos a severas torturas antes de pasar a una olla hirviente. Un elemento muy importante en la composición es el dragón que devora a los pecadores.

La nave
La decoración podría describirse así de abajo hacia arriba: primero aparecen los papas, luego una cenefa con corderos y más arriba las escenas de los santos, entre los que se cuentan San Alberto, San Martín de Porras, Santa Rosa de Lima y el apóstol Santiago. Estas escenas se barajan con escenas civiles de la vida cotidiana, típicas del siglo XIX.

Canincunca
Apenas a unos cinco minutos de Huaro, subiendo por una cuesta y bordeando la laguna de Urcos, se encuentra esta pequeña iglesia, una capilla para ser exactos. Se levanta sobre el cerro y desde allí domina la mencionada laguna. Es muy modesta, pero en su interior destacan tanto sus altares barrocos, como la pintura mural. El altar principal está dedicado a la Virgen de la Candelaria. Sorprende que una capilla tan pequeña como ésta tenga una decoración tan suntuosa. Eso sólo contribuye a reforzar la idea de que en el pasado fue una zona muy rica. Según los esposos Mesa, el interior presenta muchas similitudes con Andahuaylillas, en cuanto a la disposición de la ornamentación y los motivos de las cenefas y el techo. Los murales datarían de 1685.

Urcos
Se encuentra bajando el pequeño cerrito en donde está la capilla de Canincunca. La entrada está presidida por la bella laguna de Urcos donde, si el clima lo permite, se pueden alquilar botecitos y realizar un paseo agradable.
Urcos no tiene mayores atractivos turísticos. Es una ciudad comercial, pues es una parada obligado hacia Puno, Bolivia y Arequipa. Es una especie de puerto en la ruta Lima- Cusco-Puno-Bolivia. Aquí se detienen todos los autobuses y los camiones en busca de refrigerio.
Los domingos se congrega aquí un gran mercado que reúne a gentes de las provincias vecinas. La iglesia de Urcos tuvo una decoración notable, a la par que las capillas vecinas, pero un incendio acabó con sus tesoros y hoy es muy poco lo que se puede ver.
En el centro de la plaza hay un monumento dedicado a Túpac Amaru y a los caciques rebeldes, en memoria de que es aquí donde comenzaban sus dominios.


ISO 9001 : 2000
CERTIFICACIÓN
Asesoría de Viajes,
Gestión de Operación Turística
&
Comercialización Electrónica de Boletos Aéreos




NUESTROS SITES DE VIAJES Y TURISMO
EN PERU
PERU
Viajes & Tours
Machu Picchu
Camino Inca
Fotos de Perú
Hoteles en Perú Reservaciones
Vuelos en Perú

NUESTROS SITES EN AMERICA LATINA
ARGENTINA
Viajes & Tours
PATAGONIA
Viajes & Tours
CHILE
Viajes & Tours
ECUADOR & GALAPAGOS
Viajes & Tours
BOLIVIA
Viajes & Tours
MEXICO
Viajes & Tours
BRASIL
Viajes & Tours
COSTA RICA
Viajes & Tours











Contáctenos | Contactar Webmasters | Agencias de Viajes

Recursos / Más Información
Actualización: © ENJOY CORPORATION Derechos Reservados